Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

miércoles, 26 de agosto de 2009

Praga, Puente de Carlos

A veces pensamos que los lugares cambian, cuando en realidad, en la mayoría de los casos, los que cambiamos somos nosotros y este cambio nos hace ver las cosas diferentes.
Aunque no siempre es así, al menos en este caso.
Yo era, y sigo siendo, una enamorada de Praga, pero esta segunda visita a la ciudad me ha restado algo del encantamiento que tenía.
"Mi" Puente de Carlos ya no era el mismo, y aunque yo he cambiado, pues hace 12 ó 14 años que lo visité por primera vez, lo miré con los mismos ojos, los de dentro, los que no envejecen, y observé con tristeza que también había cambiado. Yo iba ilusionada a mi reencuentro con él y me encontré un puente abarrotado de gente, como el metro de Madrid en horas puntas, y además en obras, lleno de hierros y escombros.

Esta foto es una pequeña muestra, pero en otros momentos había el doble o triple de gente.


A pesar de todo, el encanto de sus artesanos y sus músicos por el puente seguía siendo el mismo.



Estas dos fotografías del puente, fueron tomadas desde el barco en un paseo por el Moldava.


Yo me resistía a irme de Praga con esta desilusión, así que, aprovechando mi insomnio, me levanté un día a las 6 de la mañana y, sin que nadie lo supiera, me fui yo sola a pasear por el puente.

Y entonces paseé por él a mis anchas, y saqué un montón de fotos como estas dos.

Vista del castillo desde el puente a las 6:30 horas

La música forma una parte importantísima de esta ciudad, está por todas partes, es una delicia.

Os dejo estos vídeos por si queréis verlos, son muy curiosos y cortitos, también los grabé en el Puente de Carlos.

video video

viernes, 7 de agosto de 2009

ÍDOLOS

Audrey Hepburn

Si fuera hombre me hubiese enamorado de ella, es mi ídolo, disfruto viendo sus películas como Charada, Desayuno con diamantes, etc., me parece el súmmum de la belleza, la elegancia y la sencillez.


Pero como soy mujer, y "hetero", me enamoré de él, aunque eso sí, fue un amor platónico, además de imposible.


Sidney Poitier


No sé si será el calor, las vacaciones, el ánimo, la pereza, la apatía, o quizá todo un poco revuelto, el caso es que tengo bastante abandonado este mundillo bloguero, pero de ninguna manera he tirado la toalla, poco a poco iré recuperando el ritmo y seguiré visitando vuestros blogs.

Feliz verano para todos.