Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

miércoles, 17 de diciembre de 2008

LA NORIA

La vida, mi vida, se asemeja a una noria, a veces, con fantasías, ilusiones y sueños logras subir a lo más alto, y de pronto, un acontecimiento que en sí no es especialmente grave, te hace bajar bruscamente, procuraré suavizar la caída, digerir el contratiempo y adaptarme a la realidad poniendo los pies en tierra firme.

Siempre que me ocurre algo así, es a Morfeo al que abandono, y un poco también, esto.

Ay, los hijos...

Como dice Melendi en una canción... le pido a la luna que alumbre tu vida.

39 comentarios:

irene dijo...

Me gustaría visitaros más de lo que lo hago en estos momentos.
Besos.

Alatriste dijo...

Mucho ánimo, amiga. Espero que tu noria siempre esté arriba. Conozco bien esa sensación y la comporto. Mi vida también sube y baja sin parar. Es algo común creo. Gracias por las cariñosas palabras que siempre me dedicas y sobre todo por estar ahí. Me haces mucho bien. Un beso enorme y feliz Navidad.

Manuel Amaro dijo...

Me he perdido un poco...

De cualquier forma, besos y ánimo.

July dijo...

Sino me equivoco...la foto es del "THE EYE" de Londres???? es que fui este verano y me monte en ella...que fabuloso!!!

Bueno...a lo serio, entiendo esa odiosa sensación de que tu vida sea "una noria" no te conozco. Pero te deseo que "tus caidas" sean cada vez mas leves, y las subidas mas intensas, sabrosas y alegres ;)

Un abrazo

Markesa Merteuil dijo...

Lamentablemente, siempre hay un suceso que nos hace ver como menos graves otros que inmediatamente le precedieron. Al igual que la dicha, siempre habrá algo sublime que mejore la sensación primigenia de satisfacción.

Rio Oria dijo...

Hola Irene, te sucede lo mismo que a mi, aunque no se si lo mio son las montañas rusas.
A mal tiempo buena cara.
Bsos Olalla

Tu siempre de feria ¿eh?
Ramón

Arantza G. dijo...

Nuestra cabeza tiene el mando de esa noria.
Aireala porque si no te puedes volver majara.
Y no nos abandones, más que nada por tí. Mientras escribes te desahogas y eso ayuda.
Creo que es una buena terapia.
Te deseo mucho ánimo y si se sirve de algo te mando un cálido abrazo y
un beso.

terminus dijo...

Vaya, no veas como me apena oír algo así.

Sólo te puedo mandar mucho ánimo y un buen beso

Muuuaaaccckkksss

Edu

José Ignacio dijo...

Menudo día de subidas y bajadas.
Me encanta cuando en la noria quedo parado en la parte más alta.
El aire es fresco y limpio, las vanidades quedan abajo y la mirada gana en perspectiva.
Ahora bien cuando está abajo desciendo y se que volveré a subir.
Felices fiestas.
Un beso, Irene

caracol dijo...

Si siempre estuvieras arriba, sería un poco aburrido, no? Bueno.,... no digo que la estabilidad sea mala, pero a veces hay que sacudirnos un poquito de lo mismo, sean emociones, las rutinas de los días...

Pero que la bajada dure poco!

Un abrazo!

Antón de Muros dijo...

Hola "Irene"

Dejo unas palabras para acompañarte en este tiempo.
¿Sabes? creo que la vida es contingencia, dinamismo, y nadie puede permanecer estable...

Pasan cosas y a veces algunas nos lastiman.

Ánimo.

Un bico dende lonxe (lejos) ;-)

Antón.

Ñoco Le Bolo dijo...

Cuando la noria te coloca en el punto más bajo, sabes que tienes un recorrido que habrá de llevarte hacia lo alto. Vives esos momentos y prepara cada nueva bajada. Esto es la vida, una noria, un vaivén.

Ánimo, que empezamos a subir.

Besos
_____
_____

AFRICA dijo...

No siempre los acontecimientos graves nos hacen estar tristes, a veces sucesos que en apariencia no tienen importancia nos ponen tristes y nos disgustan, espero que sepas suavizar la caida y pronto vuelvas a subir a lo mas alto.
Un abrazo que te ayude un poco a conseguirlo.

Crika dijo...

te entiendo porque yo vivo en una montaña rusa permanente y eso que ahora creía haber entrado en la recta final
un beso y ánimo

Monica Alvarez dijo...

Escribir,contar con afectos,con amigos,alguien que nos escuche,ayuda a sortear mejor los malos momentos.

Saludos desde Chile y Felices Fiestas

Sarah dijo...

Hola
Animo Irene, que la vida es como la mar, unas veces viene brava y otras trae la paz. Unas veces acuna y otras arrastra...
Espero que pronto llegue una buena ola para ti y los tuyos.
Besos

Leznari dijo...

Hola Preciosa!!!
Solo he pasado a saludarte y desearte felices fiestas, que el año que entra te traiga todo lo que este no te ha dado.
Besitos.
LEZ

Alberto dijo...

No temas...hoy abajo, mañana arriba...todos estamos en ella..

LM dijo...

y cuando termina el recorrido vuelves al punto de origen para empezar nuevos caminos con otra perspectiva
beijos

Alatriste dijo...

Gracias por tus piropos, compañera. Me hiciste enrojecer. Je, je, je. Espero que te encuentres más animadilla y como te dije, mantén arriba la noria de tus sentimientos. Desde el cielo se ve todo mejor. Un besazo.

Tomás Mielke dijo...

lo bueno de la noria es cuando estás a mitad de camino, o en lo alto, de poder disfrutar de las vistas por lo que es mejor pedir, cuando estés arriba del todo, que se vaya la luz y aprovechar esos ratos de felicidad y alegría, así que, apaga todo lo inecesario y vive de todo lo bueno

felices fiestas
besos

olhodopombo dijo...

lindo blog...

ybris dijo...

Pues sí que nos quitan sueño los hijos.
Tanto más cuanto más los queremos.
Ya sabes que la noria original, heredada de los árabes, subía y bajaba para elevar el agua.
La de los parques de atracciones lo hace para atesorar lo que se ve desde arriba.
Es bueno recordarlo cuando bajamos.

Besos.

Fernando dijo...

después de las sabias palabras de Ybris que decir queda a este pobre poeta...sólo que ánimo, un abrazo...y seguro que lo que sea pasa...un beso dede arriba de la noria...como en los viejos tiempos.

Chousa da Alcandra dijo...

Así son las cosas y de esta forma las vivimos. Que el vértigo de cada una de nuestras norias no nos desequilibre en demasía es todo lo que podemos pedir. Luego... a seguir girando nuevamente.

Un biquiño

belona dijo...

Alomejor estabas a mi lado cuando hiciste la foto de la Puerta de Alcalá. Alomejor bajamos bruscamente de esa noria, las dos, al mismo tiempo, pero nunca lo sabremos.

Ay los hijos...

Yo no quiero abandonar nunca a Morfeo, sin él la realidad sería muy dura. No lo abondones tú tampoco.

Miguel dijo...

Te mando desde aquí un abrazo fuerte para que puedas seguir adelante. Espero que la noria se pare en lo más alto.

Mucho ánimo. TE esperamos

Que dsifrutes de estos días con los tuyos.

Nos vemos

Frabisa dijo...

No hay nada que duela más y que preocupe más que lo que les suceda a nuestros hijos. Es curioso porque creo que a veces nos preocupamos más nosotras que ellos mismos.

Hace tiempo descubrí que no tiene remedio ni fecha de caducidad. Una es madre hasta que se muera, así que una cruz más que arrastrar.

Claro que también hay muchos momentos buenos y gratificantes, pero la luz se va cuando ellos tienen un problema.

Querida, ya sabes (porque la experiencia también ayuda) que vendrán tiempos mejores.

Te mando un abrazo fuerte y un deseo profundo de que el próximo año venga repletito de buenos momentos para ti y los tuyos.

un beso
isa

Alberto M dijo...

La luna sí parece una noria.
Un día sacamos un ticket dos viajes.

karroza-ok dijo...

Nunca me gustaron las ferias y menos ahora con los nuevos aparatos que llevan, esas emociones no fueron nunca las preferidas por mí, como mucho en los casos que me he visto obligado a asistir me he refugiado en zonas de descanso, tapeo, o cualquier otro que me permita “hablar”. Poder hablar es importante, aunque sea con “el” enemigo.
Un saludo….. y felices fiestas

Miguel Ángel Y. dijo...

Dulce, sensitiva, apasionada...tal vez preocupada por el cotidiano devenir...pero siempre firme en su sitio...Beso.

José Manuel dijo...

Quería dejarte mis mejores deseos, y un fuerte abrazo.
Besos y Felices Fiestas...

caramelo dijo...

Irene querida, a la carrerita para dejarte un fuerte abrazo y mi deseo porque tengas una linda Navidad y que te llenes de paz y alegría.

Un beso,

TOROSALVAJE dijo...

Todos vamos en esa noria. Yo me bajé, o me bajaron y fui a parar a la montaña rusa, sin cierre de seguridad, casi que...., ahora he vuelto a la noria y la prefiero.

Morfeo y los hijos son casi incompatibles.

Feliz Navidad.

Besos.

AFRICA dijo...

Irene, vuelvo otra vez, no queria que pasase este día sin acercarme a desearte FELIZ NAVIDAD

Maru dijo...

yo también me doy porrazos seguido, tanto físicos como mentales

arriba el ánimo, la vida es un círculo.

besitos

belona dijo...

Ánimo, ya estamos en el ecuador de estas fechas!!
Cuando vuelva a ir al Auditorio me acordaré que estás muy cerca de mí.

Cuspedepita dijo...

Todo pasa, Irene.
La noria volverá a lo alto otra vez y podrás desde allí disfrutar desde allí del panorama.

Estos días tampoco yo me prodigo mucho, los hijos y los virus me tienen lejos, pero volveremos ambas :-)

Abrazos

Marisa

santiago dijo...

no están mal las ilusiones
felices fiestas