Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

martes, 9 de junio de 2009

MOSCÚ I

Esto no será una lección de historia de Rusia, para eso están los libros e Internet que informan de maravilla, sólo contaré algo de mi viaje y pondré alguna fotografía.

Después de casi cinco horas de vuelo, cuando ya estábamos dispuestos a salir del avión, una voz nos dice que no nos levantemos de los asientos, ya que las autoridades sanitarias rusas solicitan hacernos un reconocimiento médico, yo no daba crédito, por un lado me entró la risa, pero por otro temía que por cualquier tontería, una tos, un estornudo, nos llevasen al hospital a pasar los cinco días de turismo, también me preguntaba en qué consistiría el reconocimiento. A los pocos minutos apareció una señora, de gran envergadura, con una mascarilla y un aparato en la mano parecido a una pistola, se dirigió hacia nosotros, no por nada en especial, sino porque ocupábamos los últimos asientos, nos apuntó con la "pistola" hacia el oído, por ella salía un punto rojo (láser) medidor de la temperatura, por fortuna todos los pasajeros pasamos con éxito el reconocimiento. No pensaba que era tanta la psicosis que tenían los rusos.


Panorámica de Moscú desde la habitación del hotel


Monumento a Pedro el Grande desde el río Moscova

Fotos de un rápido paseo por el Kremlin..., y alguna más.

Murallas y panorámica del Kremlin desde el río


Monumento al soldado desconocido


Catedral de la Asunción


Catedral de San Miguel Arcángel, en primer plano la torre de Iván el Grande, podía haber hecho una foto algo mejor, aunque sólo fuese en honor a mi hijo, que se llama así, y también es grande, pero no me salió muy bien, me refiero a la foto, mi hijo me salió estupendamente, qué va a decir su madre.


Catedral de la Anunciación


Cañón de Iván el Terrible, por suerte nunca fue disparado.


Catedral de Cristo Redentor, desde el río Moscova

Y continuando el paseo por los alrededores encontramos esta mini-noria "manual", tiene su gracia, y más aún, cuando la persona que estaba subida en ella, en la parte posterior, ya había superado la veintena.


Hay estaciones de metro preciosas, nosotros, aunque pasamos mucho tiempo en él, no vimos las más bonitas, pero me llamó la atención su profundidad, algunas están a 80 metros, yo, subiendo estas escaleras, lo único que pensaba era, por favor, que no se estropeen.
También la velocidad del metro es increíble, alcanza hasta 80 kilómetros por hora.
Y qué decir de los carteles indicadores con las estaciones, todas en cirílico, un verdadero lío.


Esto es todo por hoy, otro día daremos un paseo por la Plaza Roja, puedes estar un día entero paseando por ella y seguro que te queda algún detalle por ver.

22 comentarios:

Arantza G. dijo...

Un encanto de viaje.
Que bien lo has pasado! creo que oigo tu risa y veo una carita de felicidad....
Más, más, espero la segunda parte con ansiedad.
Un beso cielo.

Markesa Merteuil dijo...

Ay, qué envidiaaaaaa.

alma máter dijo...

¡¡Qué fuerte lo de la pistolita!!!!.. Me han encantado las fotos. Mi marido conoce Moscú y le encantó. Dice que está deseando que vayamos... A mi por lo que me cuenta, me apetece, y tambien me contó lo del metro, que es una pasada.

Un besote y bienvenida!!!!

Aldabra dijo...

unas fotos estupendas ¡cuanto dorado!

he visto en power pont algunas imágenes del metro de moscú y son impresionantes.

biquiños.

Abejitas dijo...

Uy los rusos, con pistolita y todo, la verdad me imagino como te habrás quedado, alucinando vamos. Las fotos preciosas.

Besitos de miel

marisa dijo...

Vaya viaje bonito...Gracias por dejarnos disfrutarlo un poquito.besos guapa

ybris dijo...

Encantador viaje que aún tengo en asuntos pendientes.
Aunque te apuntasen al oído con una pistola.
Bonitas fotos.

Besos.

george dijo...

Hola Irene,
tu aprovecha mientras tienes piernas para visitar sitios bonitos, me gustan las fotos, se nota "tu mano"...
yo veo lógico que los rusos hacen este test, España es el país más comunicado con Mexico, por la misma lengua!
Yo he ido más lejos que tu pero de una forma imaginaria: second life.

un beso

Albino dijo...

La única vez que estuve en Moscú fue para informar de los Juegos Olimpicos de 1980 y presidia Kosyguin.
Aunque los Juegos eran un escaparate para todo el mundo, no dejabamos de ser un tanto sospenchosos los periodistas estranjeros.
De todas formas no pue puedo quejar porque nos ofrecieron uns sesión de balle (Petrouska( y otra de ópera (Boris Godunov) en el Boslhoi, visitamos todo el Kremlin y pasamos por delante de la momia de Lenin, al margen de un viaje a San Petesburgo para conocer, esa bella ciudad y sobre todo su museo del Hermitage.
Ah, y tambien vimos deporte, que es a lo que íbamos.
Entonces se contizaban mucho, en la villa olimpica, los pantalones vaquereos, cuanto más gastados, mejor, pero venderlos era casi algo asi como un acto de espionaje. Yo los regalé el dia en que me volví.
Ahora son otros tiempos y tu anecdota fue de pura precaucion sanitaria.
Un beso my te espero en mi blog periodistico ym viajero, dejandome tu logotipo, como te dejare mi vieja maquina de escribir.

Buen hombre dijo...

Para mi es mas peligroso ir en la cola del avión que contagiarme con el virus.

Cris dijo...

Ala que bonito... Lo de los chequeos que te sorprendieron... bueno, Rusia cuando se dió la voz de alarma quiso vetar la exportación de carne de cerdo española allí y hasta las visitas.... pero pasa en China por ejemplo paralizó las adopciones internacionales y eso a mi me parece exagerado... pero el miedo es libre dicen y va a ser verdad...

bueno, me quedo mejor con tus fotos y tus experiencias.... ya espero otra entrega.

besitos

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Irene!!! holaaaaaaa

que bueno que puedas viajar harto, lugares que para mi casi son inalcanzables....por las horas de viaje y bueno por mi niño!
Que maravilla de ciudad....tan distinta a todo no????
besos abrazos y cariños!!!!

paty.difusa

marbu dijo...

Se nota que los has pasado bien, me alegro.
Una fotos preciosas
Un beso

Tomás Mielke dijo...

precioso, Moskú es grande aunque solo vemos la parte que nos dejan ver, la otra ya sabes, está escondida para la vista del turista

un abrazo

Chousa da Alcandra dijo...

Comparar sempre é arriscado, pero eu non podo evitar que algunhas imaxes que ofreces me lembren a Paris. As vistas dende o hotel semellan os xardíns de Trocadero vistos dende a Torre Eiffel, o paseo polo río Moscova non se alonxa do Sena, e despois a homenaxe ao soldado descoñecido...

Cando falaches do recoñecemento médico feito pola rusa gordecha e con pistola láser en ristre...case me deixaches sin respiración a min; así que fágome unha idea de como vos sentistes vos!

Apertas

Mónica dijo...

Hola me gustó tu blog, ¡qué hermoso país! ¡y cuánta historia! gracias por la fotos.

bsss. nos vemos.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Leyendo tu post y viendo las fotos dan ganas de visitar MOscú y otras partes de la bella Rusia. Besos

Ñoco Le Bolo dijo...

Con la mirada zarandajeando...

Vaya con la viajera!. Pues me encanta que nos pasees por Moscú a través de tus fotos... sin que nos apunten al oído. Bueno, a mí, en NY, me fotografiaron hasta el iris del ojo... cosas del miedo y seguridad.

...besos desde el norte

CR & LMA
____________________________

manuespada dijo...

¡Qué viaje más chulo! Me pregunto quién será el soldado desconocido, y si en caso de ser identificado, tendrían que sacarlo de ahí y sustituirlo por otro desconocido.

azpeitia dijo...

Bellísimo reportaje con tus agradables comentarios...ahora tienes El Pilar desde el río Ebro y el Kremlin desde el Moskova....sin comentarios.
Pese al paso del tiempo y la política conservan sus catedrales.
Ha sido un estupendo paseo...gracias desde azpeitia

Don_Mingo dijo...

Juer, que genial! Que estupendas fotos... y que envidia! :) Moscu debe estar repletisima de arte... Tengo ganas de saber mas cosas, espero con impaciencia tu paseo por la Plaza roja :) Besos!!

TORO SALVAJE dijo...

Vale la pena o no?
A mí me llama la atención pero he oído opiniones de todo tipo.

Besos.