Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

domingo, 12 de septiembre de 2010

Aniversario

Érase una vez, hace muchos años....


El padre de ella era hermano de la madrasta de él, todos vivian en el pueblo menos él, que vivía en Madrid.
Muchos fines de semana iba a visitar a su familia, le gustaba alternar el campo y la ciudad, uno de esos días, al subir por las oscuras escaleras de la casa de un familiar, tropezó con algo, era una niña acurrucada a la que él conocía bien, la cogió en brazos, la subió a la casa y le dijo a sus padres, vuestra hijita estaba abajo, llorando, sí, dijeron, está enfadada.
Ella tenía 4 años, él, 23.
Quince años después, un bonito 12 de septiembre, se hicieron esta foto.
Ella tenía 19 años, él, 38.


En su luna de miel tal vez fueron a un sito como éste, o parecido.

... y fueron felices ...

Él ya no está, pero seguro que mi madre tendrá un bonito recuerdo de aquél día y de los 39 años que vivieron juntos.

Otra vez te lo dedico a ti, papá, y también a ti, mamá, no te enfades.

Lo de madrastra lo digo con todo mi cariño, esta mujer, tía de mi madre y segunda esposa de mi abuelo paterno, era una gran persona.

38 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Bonito homenaje Irene.
Muy emotivo.

Besos.

alma máter dijo...

Preciosa entrada Irene.

Un beso muy fuerte!

Enrique Rojas Guzmán dijo...

No hay más bonito homenaje que el recuerdo grato.

Un saludo

Arantza G. dijo...

Muy tierno.
Un gran abrazo y un beso

beker dijo...

Un recuerdo de los que salen del alma, lleno de ternura. Besos

Manuel Amaro dijo...

Bonita entrada.
Yo nunca hubiera dejado de ver a esa niña como una niña.
Un abrazo!!

Chousa da Alcandra dijo...

O camiño para a felicidade, ás veces, tropezas con él nunha escaleira...

Un bico

mária dijo...

Mi linda Irene, la vida es mágica y lo importante es vivirla con intensidad.
Precioso el homenaje.
Besos

ñOCO Le bOLO dijo...


Hay encuentros predestinados. Ese fue uno.
Y hoy llego a tiempo, que es día doce, para unirme a tu celebración-recuerdo.

un beso

CR LMA
________________________________

ybris dijo...

Un placer y un homenaje debido el recordar encuentros que, acaso por azar, la vida nos depara.

Besos.

Isora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isora dijo...

Irene, te superas en cada homenaje que le regalas a tu padre, en este caso a tu madre también.
Imagino una historia de amor preciosa entre aquella niña, que lloraba por su enfado, y el joven que la rescató.

Besos!!!

roberto dijo...

Hermosa historia, hermosas fotos, hermosa dedicatoria.

Aldabra dijo...

¡que historia tan fantástica! tantos años de diferencia y fueron felices lo que prueba que no hay edad para amar bien.
¡que homenaje tan bonito!

biquiños,

Elchiado dijo...

Mi madre dice una frase muy graciosa, como buena malagueña de barrio castizo y humilde; es así: "el corazón es un órgano muy chico en el que cabe mucha gente", así lo dice y me acuerdo mucho de ti cuando recuerdo esa frase (y también al contrario, cuando me acuerdo de ti recuerdo la frase) Creo que ya te lo digo todo con eso, Irene. Un beso enorme.

Elena dijo...

Preciosa historia y precioso homenaje. Las fotos geniales, tal como nos tienes acostumbrados
Besitos y hasta el sabado

Terly dijo...

Irene; estas historias son las que merecen ser contadas... mucho más aún, vividas.
Mi felicitación por este bonito homenaje lleno de ternura.
Un beso anticipado, a cuenta del beso alcalaíno.

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Una historia hermosa y emotiva y un homenaje que te define como la persona tan especial que eres. Muchos besos...

Miguel dijo...

Precioso homenaje. Seguro que te lo está agradeciendo.

Saludos

Chus dijo...

Bonita historia, es bien cierto que no hay edad para el amor, las fotos geniales, me encantan, , un abrazo

Markesa Merteuil dijo...

Qué emotivo homenaje!

Mateo dijo...

Hola, Irene. Llego tarde al recordatorio de ese aniversario, tan emotivo para ti. Igualmente me uno a las felicitaciones.
Sabes, mis padres se casaron a las 12 de la noche y no hubo fotos, ni fueron de viaje de novios. Fueron felices como eran felices antes, sin disfrutes ni comodidades, como si la vida sencilla y humilde que llevaron, ya fuera suficiente felicidad.
Tu homenaje me sirve también a mí, para recordar a mi madre que ya no está y a mi padre que la añora.
Un abrazo

paolav dijo...

Seguramente es un amor para recordar, un amor para homenajear, hoy que los seres humanos tenemos menos tolerancia y el sentido del amor ha cambiado tanto. Todos queremos eso, un gran amor como el que describes.
Un abrazo

Antón de Muros dijo...

Nunca esquecemos á xente que vive no noso corazón.

Que comeces ben o outono :-)

Unha aperta.

Antón.

SOMMER dijo...

Que homenaje tan precioso. Seguro que tu madre no se enfada... Más bien, seguro que se emociona...

Besos

Manuel Amaro dijo...

La solución es 18. De esta manera cada número y el que hay en su porción opuesta suman 21.
Te espero en mi fiesta del pijama!!

ruben dijo...

Me gusta que desnudes tus sentimientos.Un homenaje que durará toda tu vida.
Un beso

ROCIO dijo...

Holaaaaaaaaaaa que hermoso ver la foto de tus padres y los paisajes.

Espero estés bien recordado tan bella jornada que hemos de repetir.

En el blog vamos poniendo ideas así que no dejes de entrar con habitualidad.

En facebook ya hay muchas fotos.

Un besote.

Rocío

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Irene!
Que lindo está tu blog!!!!!!!!!! tanto tiempo que no venía....que bello tu escrito a tus padres, la foto...las fotos...todo...te siento feliz y renovada!

besos y abrazos

santiago dijo...

hola Irene, de verdad estas historias deberían llegar a mucha gente, con los medios que hoy existen y solo hay calamidades.
Un abrazo

Maru dijo...

Qué lindo lo que dices Irene, muy emotivo.

besos

M.T.R. dijo...

La realidad siempre supera a la fantasía.
Bonita historia.
Aunque tengo “La Karrocería” …. “aparcada”, te sigo desde este "otro sitio”
Un Saludo….. Manolo (Karroza)

poetapijo dijo...

Las bellas historias de amor, nos tañen la capana del recuerdo.

O sea...que de buten !!!

Un abrazo

anuar bolaños dijo...

AQUÍ


Por el aposento vacío
En el cielo gacho
En la espera del golpe certero
En el espacio quieto
En el silencio atento
En el momento que acecha
En la agua que gime
En la seda de la piel
En sigilo de la muerte

En todo,
tu punzante recuerdo.




anuar iván.

ANTIQVA dijo...

Amiga, transmites una gran emocion con tus palabras...

Un abrazo

verdial dijo...

Que emotivo Irene, parece el tema de una novela...y se trata de tus padres.
Que hermoso homenaje le dedicas.

Un abrazo

pd. Están guapísimos.

Anónimo dijo...

hola Irene, siguiendo tus indicaciones ya estoy aquí, esspero que puedas ver mis comentarios hacia tus publicaciones que cada día me gustan más. gata-sagitario

gata.sagitario dijo...

hola irene, estoy intentando que te lleguen mis comentarios