Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

domingo, 11 de diciembre de 2011

Reloj de sombra

Este poema es del padre de una amiga, me emociona pensar que a una edad avanzada todavía pueden escribirse bellos poemas. Este lo escribió hace dos años, quiero publicarlo como un homenaje hacia él y hacia todos los poetas que llevan la poesía dentro toda su vida.

Hace ya noventa años
que voy viviendo -o muriendo-.
(Me condenaron a muerte
el día del nacimiento).
Voy a tener casi un siglo
y sin embargo, me siento
muy joven, con juventud
de la que no cura el tiempo.
Me ayuda a sentirme joven
el encontrar todo viejo.
Viejos los hombres, sus leyes,
sus almas, sus pensamientos.

Me hicieron vivir, de pronto,
en un mundo que no entiendo.
Tras largos años en él,
sigo siendo un extranjero
que ha perdido el equipaje
y el billete de regreso.

Ricardo Lezcano, de su poemario "Memorial de luces, sombras y derrotas.

19 comentarios:

Mateo dijo...

Saludos, Irene.
Bonito homenaje.
Es un poema que sale de un alma joven en un cuerpo madurado por el tiempo. Sus frutos son la sabiduría de la experiencia. Comamos de ella.
Un abrazo.

ñOCO Le bOLO dijo...


· No existe la edad cuando se tiene algo que decir... y él lo dice bien.
Me gusta tu reloj de sombra... como el di mi abuela.

· un beso

CR & LMA
________________________________
·

roberto dijo...

Que siempre tengamos el alma joven, y que vivamos muchos años, claro que sí.

Arantza G. dijo...

El reloj de la edad, no marca las horas de pensar, soñar o recordar.
Gracias por haberlo hecho llegar.
Muchos besos

murci dijo...

es un placer reencontrarte con este bonito poema .
Un abrazote.

Aldabra dijo...

pues es un poema muy hermoso, se ve que siente lo que dice.

¿qué importa la edad si el corazón palpita?

biquiños,

gata-madrileña dijo...

Tanto la fotografía, el reloj y el poema, son bellos, recuerdan sentimientos e invitan a soñar. Muy bien relacionados, eres genial, una artista. besitos

moderato_Dos_josef dijo...

Es un poema digno de elogio. Sí, un precioso poema de una persona que lo ha vivido todo, y aún así se siente extraña en este mundo cambiado...

Bsos.

mária dijo...

Normalmente con la edad uno se va muriendo, pero hay excepciones como esta.
Un abrazo grande querida Irene.

TORO SALVAJE dijo...

Es un poema genial.
Me encanta.
Veo el mundo de forma parecida.
Hasta el título me gusta.

Besos.

pocofre dijo...

Que buen blog!!! no me digas que eres fotografa.

saludos, me encantas las fotografias.

Joselu dijo...

Yo no quiero vivir tanto, no llegaré, pero si llegara me gustaría poder escribir un poema como éste.

ANTIQVA PHOTO dijo...

Bello poema, amiga, que encierra la sabiduria de vivir...

Un abrazo y mis mejores deseos de felicidad

Ricardo Miñana dijo...

Un poema precioso, en estas fechas tan entrañables
con mis mejores deseos
¡felices fiestas!.
un abrazo.

Aldabra dijo...

biquiños e bó nadal.

Maru dijo...

Hola , paso a dejarte un abrazo y los mejores deseos para este año que se inicia.

Precioso el poema de tu padre.

besos

Don_Mingo dijo...

Es cojonudo!! Gracias por compartirlo :)
Feliz año, Irene!

Laura Caro dijo...

Querida amiga:

No me extraña que te guste el poema; es una preciosidad.

Feliz año para ti también.

Besotes.

Laura Caro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.