Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

miércoles, 28 de marzo de 2012

A FLORA

Este poema lo escribió hace tiempo el poeta Ricardo Lezcano dedicándoselo a su esposa Flora, él tiene 94 años, ella era bastante más joven, pero hoy la ha perdido.
Todos los años en primavera, haciendo honor a su nombre, le regalaba un ramo de flores, últimamente su memoria fallaba un poco, pero sus hijas se encargaban de hacerle llegar las flores cada año, este también, a ella le llenó de ilusión, esto fue hace muy unos días.
Ojalá los olvidos de él puedan mitigar el dolor de su ausencia, y siga mirando a través de ella, y sigan vibrando en su alma las resonancias y ecos de su voz.

Si alguna vez te miro y no te veo
o mis ojos parecen estar lejos
es porque estoy mirando a través tuyo
como si fueras límpido cristal,
como un niño que mira
tras la ventana de su cuarto
el luminoso mundo de los juegos.
Así, veo a través de tu substancia
largos años de amor y de recuerdos.

Si me hablas y parezco estar ausente
debes saber que en cuanto calles
despertaría en sobresalto,
igual que tropezamos en el sueño
y parece que vamos a caer
en un oscuro hoyo de la noche.

Ya tu voz es tan mía
que no sé, cuando hablas, si soy yo,
y cuando callas, resonancias y ecos
siguen vibrando en mi alma,
como fiel diapasón de tu presencia.

11 comentarios:

Antón de Muros dijo...

Gustoume moito.
Bicos.

Antón :-)

roberto dijo...

Hermoso y sentido poema.

Antonio Rojas dijo...

Todo mi cariño para una mujer buena y valiente.

http://mapadeutopias.blogspot.com.es/2012/03/flora-garcia-ivars.html

Aldabra dijo...

la hermosura de esas flores (me quedo con las amapolas) hacen más triste esa pérdida.

¡cuanto amor en esos versos!

Arantza G. dijo...

La poesía evitará el olvido.
Besos

mária dijo...

La vida!. Preciosas palabras!
Por cierto ahí hay unas flores que me parecen malagueñas.
Besos hermosa!!

gata-madrileña dijo...

Bonito homenaje el que haces a Ricardo Lezcano, al publicar su hermoso poema.
Las flores tienen el enigma de alegrar los sentidos. besitos

Don_Mingo dijo...

No sé si me gusta más el poema o tu intro :)

Elchiado dijo...

un abrazo, Irene-Charo;
nuetra vida debería parecerse más a las flores. En lo efímero ya se parece, pero mejor sería que se pareciese en la capacidad de alegrar los ojos de quienes las contemplan.

un abrazo fuerte

murci dijo...

un placer pasar por tu blog.Te prodigas poco.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Es un hermoso homenaje.. gracias por traerlo a nuestros ojos

Desde eset lado del mar un abrazo grande