Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

viernes, 6 de marzo de 2009

VACÍO


Estoy totalmente en contra de que nada ni nadie sea el eje de mi vida, pero hay lazos de sangre imposibles de romper.

Si él sufre, yo no puedo ser feliz, por mucho que lo intente.

38 comentarios:

Arantza G. dijo...

Los lazos de sangre no se pueden desatar nunca, son como el cordón umbilical, aunque lo cortan al nacer, siempre está ahí.
Cariño, siento que estés triste.
Se lo que es esa sensación, desgraciadamene me persigue.
Te mando mi apoyo por si de algo te sirve y que sepas que los amigos están para todo; para ver cosas bonitas y para llorar juntos.
Mi cariño y un montón de besos

Fernando dijo...

la sangre trae siempre lazos imposibles de romper...así que...a eso.

besos y espero te gusten los libros

Javier Molina dijo...

Hola, es la primera vez que veo tu blog, creo que el tema que tocas es muy interesante.
Yo creo que los lazos son nuestro arraigo a la vida, querer y ser querido incondicionalmente. Pero quizá todos hemos de tener un espacio personal que no sea poroso. quizá fomentar un "egoismo funcional" es decir, por ejemplo una hora al día para ti, pase lo que pase, asegurará que estés mejor, y esto calará positivamente en tu entorno, y en tu hijo.
quizá, se me ocurre.
Encantado de pasar por aquí
Un abrazo.

Cris dijo...

Cuanta razón tienes, si quien amamos con ese lazo, sufre, nos embarga su dolor. Quizá ahí es cuando mas fuertes tenemos que ser para poder ser apoyo y llevar algo de felicidad a sus momentos difíciles, pero la procesión, sí, va por dentro.

Mi mail: khris_62@yahoo.es si quieres charlar de cualquier cosa, a tu disposición.

Besitos y cuidaros mucho. ANIMO.

Cris

marisa dijo...

Irene, qué gran verdad. Entiendo perfectamente que sufras, corazón. Te mando mi apoyo y mi afecto por si en algo te sirve. Besos guapa.

AFRICA dijo...

También yo me hago ese propósito,pero es inútil, es como cuando los niños hacen una muralla en la arena para detener la subidad del mar, no se puede evitar. Me imagino que eres de las personas que sacrificarían su felicidad si ello supone hacer sufrir a alguien que aprecias.

Un beso

Gildo dijo...

El tema de la sangre, es la osti....
No se, de todas maneras creo que no lo he cogido del todo el tema.
¿Te refieres a que alguien de tu familia te quiere dirigir la vida y tu no quieres?.
No se, depende de la edad que tengas.
Algunas veces si es conveniente oir algunos consejos.
De todas maneras, como la familia no hay nada, eso es lo que yo creo.
Saludos y feliz fin de semana.

Leznari dijo...

Que razón tienes, los lazos de sangre......implican tanto.....
Un saludito.
LEZ

Víctor Hugo dijo...

mmmmmmmmm .... los de sangre son los lazos mas fuerte no?

un abrazo

fernando dijo...

los lazos de sangre son para siempre y entiendo lo que dices. Animo.

un beso

Indra dijo...

Es que cuando algo le pasa a alguien de tu familia todo tu mundo, todos tus pensamientos giran en torno a él.
Yo sufro tanto o más que si me ocurriese a mí, con los míos.
Te comprendo perfectamente.
Espero todo pase y estéis bien.
Un beso

Antón de Muros dijo...

"Irene":

¡Ánimo!

Entiendo que sufras cuando alguno de los tuyos está mal, pero destruirte no le sirve a nadie.

¡Cuidate!

Un beso.

Antón.

caracol dijo...

Eso dice mi mamá, cuando ve a cualquiera de sus hijas sufrir. Como hija, yo estoy eternamente agradecida por su apoyo incondicional, consuelo, comprensión... pero, como yo le decía a mamá, tampoco es sano que la tristeza se contagie como virus por la sangre... sabes?

un besote.

ybris dijo...

No sé si eso es una bendición o una condena.
En todo caso nunca es inútil, incluso aunque no haya lazos de sangre de por medio.
Debe de ser un destino de algunos el no poder ser felices cuando alguien a nuestro lado -y no siempre cerca- sufre.

Besos.

Rio Oria dijo...

Animo Irene, que tu puedes. Te entiendo perfectamente "si él sufre yo tambien" estamos contigo.
Un beso.
Olalla.

george dijo...

Ves Irene, eso que dices, es exactamente lo que pasa a millones de parejas, intentamos ignorar el problema, vivir algo en paralelo, hacer otras cosas, buscamos amigos... pero así no arreglemos nada, a lo mejor conseguimos una pequeña pausa en el camino de tanta tristeza...
Espero que seas fuerte y que no pierdas la esperanza!

besos de un amigo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Si, como dices, soy del Atleti y tengo incluso un blog del At.Madrid. Un beso

Chousa da Alcandra dijo...

E que sempre será unha prolongación de nós mesmos...Esto sí que non son zarandajas.
Moito ánimo "Irene".

Un biquiño forte e grande.

Hipolitta dijo...

No sé que decirte, mujer. El único amor incondicional que existe, es hacia los hijos.

Eso sí,nucna, nunca se trata de una vida por otra.

Espero sinceramente que se despeje pronto tu angustia.

Gildo dijo...

Vale, ahora lo entiendo.
Lo siento, los hijos nos hacen sufrir a todas las edades.Quiza nos preocupamos demasiado y parecemos un poco sus esclavos.
Yo tambien estoy viviendo algo parecido pero diferente con mi única hija.
Un abrazo y que pase pronto.

Arantza G. dijo...

Lo siento pero no se abre "guerra de perros...
Etoy teniendo problemas con el servidor, con el oredenador o yo que sé con que historia.
Espero que te encuentres mejor.
Todo mi cariño.
Un beso.

Ñoco Le Bolo dijo...

...

Lo que dices... aplicado a cualquier clase de lazo... y si aparte de la sangre hay algo más... entonces son unos lazos indestructibles.

... y besos
CristalRasgado & LaMiradaAusente
_____________________________

José Ignacio dijo...

Amiga Irene, De regreso encuentro una imagen sombría, leo un escrito claro y concreto. No necesitas mas palabras. Deseamos no depender de nada y de nadie............ pero hay situaciones y personas que dependen de nosotros; dependen o vivimos en simbiosis.
El sufrimiento purifica aunque abrase por dentro.
Un beso con cariño.

Isabel dijo...

La sangre tira, pero a veces, de tanto tirón, te rompe el alma. Un beso

Miguel Ángel Y. dijo...

Sentir esos lazos así, en los tiempos que corren...Vaya pedazo de corazón, mi niña...Besos

Don_mingo dijo...

Y eso te hace humana... pero espero que en la simbiosis haya más alegría que sufrimiento. Muchos besos!

(por cierto, una preciosidad la imagen!)

verdial dijo...

Difícil. Algunas veces he estado en la misma situación. Hay que tener sentimientos de acero para evitar que los lazos de sangre se interpongan a nuestros deseos e incluso a nosotros mismos.
Pero ánimo, que todo pasa.

Un abrazo

belona dijo...

Hay lazos que no son de sangre y son iguel de importantes.

Yedra dijo...

Y... es ley de vida! la sangre es lo que tiene, que tira y tira.
Espero que pase todo pero ya mismo!
Un beso

Thelma dijo...

la sangre es lo más auténtico de esta vida, la cercana, claro, no la mezclada ya con demasiados cruces famliares :P
¡qué se pase pronto su sufrimiento que es el tuyo!
un besazo

Manuel dijo...

Los genes mandan...

Alberto dijo...

Sabes si el alivia su sufrimiento viéndote feliz? Piénsalo...
Un abrazo solidario

Abejitas dijo...

Difícil ser indiferente ¿verdad?

Besitos de miel

poemas de ruben dijo...

¡Animo Irene! Cuida ese paraíso interior que tienes, lleva al dolor ahí, que se ahoga.
Besos

Cuspedepita dijo...

Ánimo Irene ! Todo pasa.
Te entiendo muy bien, tengo dos hijos.

Un abrazo fuerte.

danimetrero dijo...

lazos que son invisibles . estan hay pero no se ven. Se sienten pero no se tocan. un saludo

Camille Stein dijo...

hay un vínculo invisible, latente en nuestras venas... corazones en cuerpos distintos que sin embargo pulsan su sangre al unísono

lazos irrompibles que descansan siempre en lo más profundo, para bien y para mal...

ánimo

un beso...

July dijo...

Por lo menos, intenta ser feliz y sonreir. Es normal que si una persona que quieres sufre, tu tb lo hagas.

Un enorme ABRAZOOZZZZ