Otoño

Otoño
El Retiro (Madrid)

lunes, 28 de enero de 2008

ÉL

Él vivía en una ciudad cercana a Madrid, allí le conocí.
Aparcamos nuestros coches a la vez, uno al lado del otro, él iba con unos amigos y yo con mis amigas. Empezaron a hablarnos, y fuimos todos juntos a sentarnos a una terraza. Era verano, estuvimos toda la tarde.
Después nosotros dos seguimos viéndonos.
Nos divertíamos, nos sentíamos bien juntos, fuimos intimando, y me fue contando su vida.
Estaba separado, tenía dos hijas - ¡con sólo 27 años! - pero las niñas vivían con su madre en Galicia.
Recuerdo que le pregunté: ¿y no puede tener arreglo tu matrimonio?, me daba mucha pena; el contestó que era imposible: estaba totalmente roto, me dijo que su mujer le odiaba, así como suena.
Yo no lo entendía, no comprendía que dos personas que se habían casado por amor, llegaran a odiarse. Pienso que nunca debe llegarse a esto.

Le tomé cariño: era divertido, amable, cariñoso, pero creo que no estaba enamorada, ¿Qué es estar enamorada?.
Y sin embargo pensé que podría ser él con quien tuviera mi primera experiencia sexual. Y, zas, me quedé embarazada.
No sé por qué no pusimos todos los medios necesarios para evitarlo: ni él ni yo buscábamos tener un hijo, pero sucedió.
Pasamos malos momentos, me sugirió que abortara, pero yo no quise: era mi primer hijo, me entristecía pensar en perderlo, y no insistió.
Durante el embarazo, me dijo un día que lo estaba pasando muy mal porque se encontraba solo.

Me pidió que me fuera a vivir con él.

Yo no estaba segura de que nuestra relación fuera a durar, y me aterraba la idea de volver con mis padres un par de años más tarde. Por otra parte me confesó que si su mujer llegara a enterarse los problemas podrían ser enormes, sobre todo para él y sus hijas, ya que en alguna ocasión me dijo que si su "ex" se enterara de lo que había sucedido, intentaría hacerle el mayor daño posible, que sería, lógicamente, a través de las niñas. Yo le juré que por mí nunca sabrían nada, ni ella, ni nadie de su familia.
La relación "sentimental" ya estaba rota, aunque continuábamos viéndonos.

Le llamé cuando nació nuestro hijo. Le vio una sola vez, cuando el niño tenía seis meses.
Quedábamos de vez en cuando, le enseñaba fotos del niño y le contaba cómo iba creciendo.
Creo que esto también le dolía: no se detenía a mirar las fotos, las veía de pasada. Yo le entendía, siempre quiso tener un hijo varón y, en el fondo, sabía que no iba a poder disfrutar de éste, no quería encariñarse. Se puede pensar que podíamos haberlo enfocado de otra forma, pero en aquéllos momentos y con las circunstancias que nos rodeaban, pensamos que hacíamos lo mejor.
Cuando mi hijo tenía nueve meses, me puse a trabajar y allí conocí a un chico con el que empecé una relación.
Seguí viendo al padre de mi hijo, continuaba hablándole de él, enseñándole sus fotos, pero nada más.
Así estuvimos casi dos años. Un día me dijo que era mejor que dejáramos de vernos, que veía que mi relación estaba muy asentada, y que no quería interferir en ella. Yo estuve de acuerdo.
Volví a verle dos años después, cuando iba paseando, con esta nueva relación, por una playa de arena y pinos en unas vacaciones en Galicia.

Sé que no soy capaz de expresar sentimientos, que todo esto puede parecer muy frío, pero lo pasé muy mal, por él, por mí y por mi hijo.
Ahora pienso que tal vez le quería más de los que creía en aquel momento, pero ya no hay remedio.
Si se volviera a nacer...., si se tuviera una segunda oportunidad...
Nunca sabré qué hubiese sido mejor.

35 comentarios:

Evinchi dijo...

Ays, es difícil opinar en cosas tan, tan serias y tan del íntimas.

Pero tal como lo cuentas, a ese chico le faltaba valor, madurez y ganas. Parece que hiciste lo correcto.

Un besote. Muaaaaaaaaaaaas.

Joselu dijo...

Es difícil, como dice Evinchi, intervenir aunque sólo sea con tus opiniones en algo tan personal. Me pregunto hasta qué punto en la vida interviene el azar en un sentido positivo o negativo. ¡Quién sabe cuándo nos equivocamos o acertamos al elegir el camino, más aún si no depende sólo de nosotros! Un abrazo, gracias por tu comentario en mi blog.

Fernando S. dijo...

tomaste tus decisiones...y eso es lo importante...me parece que acertaste ya que él tampoco aprece que quisiera más compromiso...besos.

Markesa Merteuil dijo...

Me parece curioso que elija a sus hijas frente a su hijo, muy muy curioso. Enhorabuena por haberte librado de él. Sé que duele, claro que duele, cómo no va a doler, pero... no te merecía.

Ñoco Le Bolo dijo...

Con Evinchi, creo que es difícil opinar. En cualquier caso, si se volviera a nacer, seguramente cometeríamos los mismos errores... y aciertos. Pero finalmente, parece que has reconducido tu vidas en la forma apropiada.
¿quién soy yo para opinar?

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Irene, si tu no expresas sentimientos yo soy Don Quijote!!!
Aun estoy emocionada...yo no soy quien para juzgar al padre, solo te puedo decir que te admiro por tu valentía de asumir tu embarazo a pesar del momento en que te encontrabas.
Yo no puedo decir lo mismo de mi...y aun lo sigo pintando...fui muy cobarde, me alivia que tú no.
Un abrazo grande!!!!!!
Paty

Druid dijo...

Ni nunca lo sabrás....
se nota que lo cuentas como resumiendo, sin profundizar, como pasando de refilón, por lo que intuyo que todavia duele.
Vive....
mira atrás por el retrovisor para no darte con el pasado al cambiar de carril, pero sigue con tu camino.

Bito dijo...

Tú dirás que es frío pero a mí me ha parecido una historia impresionante, narrada como se haN de narrar este tipo de historias. Como son, sin dramatismos.

Joseph Cartaphilus dijo...

Pero no se puede. O eso dicen. Quien sabe. Igual si. Igual esto es una segunda oportunidad o una tercera de una primera vez en q tampoco lo hicimos mucho mejor

Dichosas oportunidades

mas de mi que de... lirio dijo...

Ayss mi niña, has hecho todo lo mejor que has podido y eso ya marca la diferencia.
Siempre "lo mejor" y talvez con eso no sea suficiente para evitar volver una y otra vez al pasado y dudar pero en su momento has hecho lo que tu corazón te indico y solo por eso no deberías sentir nadita de culpa

manuespada dijo...

Muchas veces en la vida lo más difícil es decidir, y tú tomaste tu decisión, pues adelante con ella. Besos.

ORACLE dijo...

hay que ir con cuidado con los recuerdos...por increible que le parezca tambien tienen la capacidad de amar por si solos...

terminus dijo...

Vaya un par de ovarios tienes más bien "plantaos".

¿Equivocarte? Tal vez sí, tal vez no. Seguro que como yo has visto muchas parejas, que no son tal, que se han casado por que han tenido un hijo. Algunas habrán conseguido ser felices pero... ¿y las que no?

Un beso gordo.

Edu

arda dijo...

Y dices que no sabes si expresas! Se me han puesto los pelos de punta con el post... al fin y al cabo te ha ido bien cielo, tienes tu hijo y un compañero!

me ha gustado tu visita por terra arda, siempre serás bienvenida y por mi parte te agrego a los favoritos, besotes de colores

mas de mi que de... lirio dijo...

Gracias por tu visita y bienvenida a mi espejo.
Es bueno contar con palabras de aliento aunque el trabajo en realidad es aprender y eso solo yo lo puedo lograr.
Un beso desde mi alma.

Abejitas dijo...

Hiciste lo que creías hacer y eso es lo más importante.

Nadie garantiza que una segudna oportunidad, unos acontecimientos afrontados de otra forma, fueran a tener un resultado excelente, por eso lo que hiciste, bien hecho está.

Aleteos!

Hugo dijo...

Fuera lo que fuera que fuese ha decir ha quedado eclipsado por el maravilloso comentario de Oracle.

En cuanto a su historia, increíble. Aunque en cierta manera hermosa.

irene dijo...

EVINCHI, es posible que le faltase algo de lo que dices, me gustaría pensar que sólo era madurez. Besos.

JOSELU, lo peor en esta vida es sentir que lo has hecho mal, que te has equivocado. Un abrazo.

FERNANDO S. intento defenderme con ese pensamiento, pero no estoy segura de lograrlo. Un beso.

MARKESA MERTEUIL, no quiero disculparle, pero sus hijas ya las tenía, las adoraba. El hijo aún no existía, y creo que luchó por no encariñarse. Besos.

ÑOCO LE BOLO, es una pena que al nacer no nos pongan una película de lo que puede ser nuestra vida, tal vez cometeríamos menos errores. Estás en todo tu derecho de opinar, lo que no deberíamos hacer es juzgar. Un abrazo.

PATRICIA, cómo te envidio, me gusta y me parece maravilloso que la mayoría de las personas estén totalmente felices esperando un hijo. Disfrútalo al máximo, desde el primer instante. Besos.

DRUID, sí, duele y seguirá doliendo mientras conserve la memoria. Intentaré seguir tu consejo. Abrazos.

BITO, no siempre cuando se escribe se es capaz de expresar la intensidad de los sentimientos.
Un beso.

JOSEPH CARTAPHILUS, lo único que se puede es aprender de los errores, que no es poco, aunque sea después de haber cometido muchos. Abrazos.

MAS DE MI QUE DE... LIRIO, hay que ver que nombrecitos tan largos, pero no me como ni un punto.
En ese momento así lo pensé, pero con el tiempo se dan vueltas a las cosas y te entran muchas dudas.
Eres joven, tienes mucho tiempo para aprender, lo lograrás, te lo deseo de todo corazón. Besos.

MANUESPADA, lo malo de mí es que soy muy indecisa. Nunca sé qué puede ser lo mejor. Un abrazo.

ORACLE, a veces se idealizan los recuerdos, quizá por esto pueden hacer mucho más daño. Un beso.

TERMINUS, por desgracia he visto muchas más parejas que no son tal. Pero ¿y si hubiese sido la mía una excepción?. Ante la duda, al menos me queda un buen recuerdo. Besos.

ARDA, no sé muy bien lo que expreso, lo que siento es doloroso.
Siempre tendré mi hijo, lo demás... Un beso.

ABEJITAS,el único consuelo que me queda es ese, hubiese sido mucho más terrible haber acabado odiándonos. Besos.

HUGO, al menos al recordarla sí ha sido hermosa, aunque dolorosa.
Un abrazo.

humo dijo...

No es bueno entretenerse pensando qué hubiera ocurrido si...
Necesitamos ese tiempo para disfrutar del presente.

Stones dijo...

busco un adjetivo que dar a tu relato y no lo encuentro. Puede acercarse un enternecedor o un valiente, o un luchadora, pero no, es algo más. Eres tú...

Muy bonito

george dijo...

Hola Irene,
si, ahora estoy otra vez presente, por fin podía escaparme, lo que pasa es que mi mente todavía esta liado con el viaje y con Suiza...
Tu confesión de "EL" es interesante y veo que las decisiones que tomas a veces son dolorosas y nunca sabes si lo has hecho bien o mal,
lo importante es que sabias tomar "un camino", ahora tienes que aceptar lo que te viene encima... te deseo mucha suerte!
¡Tienes valor Irene, más que alguien que conozco!

un beso

Dr. Espinosa dijo...

Había leído ya esta historia, creí que le había dejado un comentario pero ahora compruebo que no es así. Lo hago ahora: me ha gustado mucho esta historia, es bonita, que su hijo tenga esa razón y ese pasado le da ya una historia incluso antes de haber nacido. Quizás es porque mi mente de ávido lector me hace ver romanticismos o novelas en todas partes, y sí por viejo sé que lo que cuenta aún siendo delicado hubo de ser extremadamente duro estoy seguro de que ahora puede ser un bonito capítulo que decidió el rumbo de su vida.

Suso Lista dijo...

¡Que cousas pasan! que seas moi feliz.

Sergio Cortés dijo...

y tampoco merece la pensa mirar hacia detrás. vivir día a día, con perspectiva.
Lo mejor está delante.. nunca en el espejo retrovisor... a veces está demasiado empañado...

Me gustó tu blog Irene.. enhorabuena!! muy tierno!

dEsoRdeN dijo...

Ya sé que es fácil decirlo, pero hay que mirar siempre adelante, y vale la pena que lo queda atrás sea un lastre. No soporto lamentarme por cosas que no he hecho. Siempre 1000 veces mejor hacer algo y equivocarse que no hacer y quedarse con el maldito "¿Qué habría pasado si...?". Pero bueno, cada historia es diferente, y cada cuál, un universo...
gracias por la visita
un beso

Buen hombre dijo...

somos solo decisiones. Asi nos las pasamos.

irene dijo...

HUMO, conozco tu blog, disfruta tú de tu presente. Yo espero disfrutar de mi futuro, estoy optimista. Besos

STONES, nunca pensé que este blog me serviría para echar fuera todas mis obsesiones. Lo que puedo asegurarte es que todo es cierto. Un beso.

GEORGE, Veo que andas de paseo, me acerqué por tu "casa" y no hay nada nuevo. Me alegro de tu visita.
En aquél momento no pensé que, al pasar el tiempo, iba a ser tan doloroso. Besos.

DR. ESPINOSA, ahora es un bonito recuero y también triste porque no tiene vuelta atrás, y la incógnita de lo que pudo haber sido aún me atormenta. Un abrazo.

SUSO LISTA, sí que pasa sí. Lo de ser feliz lo intento con todas mis fuerzas, espero conseguirlo. Un saludo.

SERGIO CORTÉS, tienes razón, pero la memoria es la memoria. Y a veces los recuerdos se obstinan en permanecer. Un beso.

DESORDEN, ahora pienso que, es mejor arrepentirse de hacer algo que de no haberlo hecho, pero a veces, las circunstancias te bloquean. Besos.

BUEN HOMBRE, al fin y al cabo, eso es vivir. Aunque en muchos momentos es difícil tomar decisiones. Un abrazo.

Víctor M. Ganso dijo...

Saludos Irene me gusta leerte.

Warren Lee dijo...

Saludos, Amiga... Es tan difícil, para uno, opinar en algo tan personal y, sobre una situación en la cual, se toman decisiones, según las circunstancias del momento en que se dan hechos. Yo, creo que sucedió tu historia, tal cual debía suceder, de acuerdo a lo que narrás. Y no vale la pena echar marcha atrás pensando es que si hubiese decidido o hecho esto aquello o lo otro. Sigue adelante con tu vida, valiosa, preciosa, y la de tu hijo. Tu hijo y vos tienen la oportunidad de construir y construir hacia delante... junto a tu pareja actual.
Ahora que, te cuento que me has hecho ubicarme allá en Madrid, en Galicia, en La o A Coruña, Vigo, Santiago, Pontevedra... tierra en donde he pasado mis momentos de momentos, y donde tengo amigos muy queridos. Hace unos ocho años que no viajo hacia allá. Añoro hacerlo. Lo intentaré este año.
Qué grato haberte recibido por mi blog, allá en Tiquicia (Costa Rica)... Saludos...

Warren Lee dijo...

Te anoté en mis contactos y regresé a corroborar que quedó bien instalada esa conexión y... sí, viajé directo y sin escalas.

cielo azul dijo...

mmmmm me haz dejado sin palabras....

Realmente las relaciones de pareja son complejas y mas en su situación de casado.... en fin creo que lo haz sueprado y eso es muy bueno!!

Abracitos desde mi cielo!!!

unjubilado dijo...

Hiciste lo que en ese momento creías mejor, ahora no tienes que pensar en que habría pasado si hubieras hecho esto o aquello, nunca lo sabrás, piensa que hiciste lo correcto y no te martirices más.
Un cariñoso abrazo.

El Vizconde Valmont dijo...

Irene, me deja usted de piedra, se lo digo en serio. No es frío todo lo contrario, esa experiencia es así como hay que contarla, es ese distanciamiento al escribir el que da una idea de realidad más profunda. No puedo creerme que alguien sea capaz de tener un hijo y no verlo, no educarlo y no vivirlo, me parece increible. Un saludo enorme.

irene dijo...

VÍCTOR M. GANSO, gracias por tu visita, me alegra que te guste.
Un abrazo.

WARREN LEE, vuestras opiniones me ayudan. A veces suceden las cosas y no sabemos porqué, pero es mejor pensar que tenía que ser así y no darle más vueltas.
Muy bonito lo de la conexión.
Besos.

CIELO AZUL, muy complejo, iniciar una relación que, ya en su principio, tenía muchas trabas.
Un beso.

UNJUBILADO, tienes razón, es absurdo lamentarse por lo que pudo ser y no fue. Me animan vuestros comentarios. Un abrazo.

VIZCONDE, no es que le disculpe, pero creo que para él tuvo que ser muy duro no verlo crecer. Hay algo muy importante que he omitido, para no identificarlo demasiado, que me hace estar casi segura de ello.
Besos.

irene dijo...

a si q dos irenes y libras...como es la vida no??
asi pasaran por dos blogs encontrandose a irenes.
un beso